Estoy seguro que recuerdan que Bruce y Dick (Bruno y Ricardo) siempre terminaban en la biblioteca abriendo el busto de Shakespeare antes ir a los Batitubos, mientras este parecía ser una estatua pesada de bronce, en realidad era de plástico liviano. Yo le deslizaba la cabeza hacia atrás y giraba un interruptor que tenía incrustado en el cuello, este interruptor en sí mismo realmente no funcionaba, lo que hacía era encender una luz roja detrás del decorado que indicaba cuando tirar de un par cables que abrían la biblioteca que estaba en la pared.

Entonces Bruce Wayne y Dick Grayson corrían hacia la pared, agarraban sus postes respectivos y se deslizaban hacia abajo, al piso que estaba a 12 pies bajo el set.

Había un colchón colocado sobre el suelo debajo de cada poste y subíamos por una escalera atrás a la biblioteca para retomar la acción, excepto en esos momentos en que las cosas no eran como las habíamos planeado, como cuando las puertas de la biblioteca secreta no se abrían a la señal,  ¡O las veces que saltábamos sobre nuestros Batitubos sólo para descubrir que ellos habían sido pintados recientemente!, o como en una mañana temprano cuando deslizándome hacia abajo aterrizé sobre un borracho que dormía sobre el colchón. ¡Supongo que el pobre Alfred no podía cuidar de todo en aquella casa sólo!.

 

Los Batitubos eran de metal, el poste de Dick fue etiquetado con su nombre, al igual que el mío, pero mi poste era más grande que el de él.

Una vez, cuando rodábamos, noté que el poste sobre el cual yo surgía a la Baticueva estaba sobre un lado diferente del que bajé en la biblioteca. No recuerdo si pusimos los nombres después de esto o antes, sólo recuerdo que acobardaba bastante subir los pasadizos encima de la Baticueva y saltar por los batitubos para ser filmado bajando.

Por aquel entonces no pensaba mucho excepto esperar por una hermosa vida y brindar una entrada graciosa.

Burt y yo finalmente desarrollamos un sistema de atajo para las secuencias de los Batitubos, ¡No queríamos entrar corriendo dentro del decorado tropezándonos el uno con el otro (como lo habíamos hecho durante los primeros ensayos), de este modo lo que Burt y yo hacíamos era correr hacia los postes, conmigo ligeramente adelante, yo tomaba mi poste primero, porque calculaba que Batman podría ser más rápido y enseñarle el camino, también porque esto me permitía comenzar mi vuelta sobre el poste, de modo que yo estuviera alrededor de una vuelta antes de que él golpeara el poste y no entraríamos corriendo el uno sobre el otro. Tomen nota de esto si alguna vez construyen batitubos en su propia casa para ir al sótano.

 

Traducción: Daniel David Bajac

Adaptación: Walter Armada