Superman
Bob Kane
 Flash Gordon
Bill Finger
El Zorro
El Ornioptero de Da Vinci
The Bat
The Shadow
The Phantom
The Bat-Man
Detective Comics Nº27
The Black Bat
Jerry Robinson
Batman Nº 1
Batman Nº 18
Lewis Wilson
Matt Crowley
Robert Lowey
 Comics Code
La Batfamily
Arte de Dick Sprang
Los extraños trajes de Batman
Batman en Argentina
Batman Nº1 de Editorial Novaro
El Padre de Batman
Bat-Starman
Tlano el Batman Intergalactico
El New Look
CARLOS CARELLA 1925 – 1997

 

Por Walter Armada & Mario Fernandez 

 

 

LOS ORÍGENES

 

Corría el mes de Junio de 1938 cuando la revista “Action Comics” Nº1 presenta a Supermán, creando a la vez el género de los superhéroes. Los comics reciben una exposición nunca antes vista y las numerosas editoriales comienzan a generar sus propias versiones del Hombre de Acero.

National Periodicals Publications (nombre primitivo de DC Comics), la compañía dueña de Supermán, decide capitalizar este fenómeno creando otro personaje importante. Para esto, el editor Whitney Ellsworth le encarga la tarea a Bob Kane (1914 -1999), un joven recién llegado al mundo de la historieta; que en su corta carrera se había dedicado a la caricatura ya que se consideraba dotado para el humor.

Algunos títulos de Kane ya publicados como “Hiram Hick”, “Peter Pupp” o “Rusty & his pals” (este último con la colaboración de Bill Finger en los guiones) daban muestras de ello.

Siendo Kane un gran admirador de Alex Raymond y su Flash Gordon, de esta manera podía seguir sus pasos.

Entusiasmado por Ellsworth y por los U$S 800 a la semana que ganaban Jerry Siegel y Joe Shuster con Supermán (frente a los U$S 35-50 que ganaba él !!!) se decidió a probar con los superhéroes.

Aunque deberíamos afirmar, que fue indispensable en la creación de Batman la ayuda que Kane recibió de un injustamente olvidado guionista llamado Bill Finger (1914 -1974), un vendedor de zapatos que conoció a Kane en una fiesta en 1938.

Si bien un acuerdo con la editorial le daba a Bob Kane todo el crédito en la creación de Batman; la impresión que se obtiene revisando todas la versiones sobre la creación del Hombre Murciélago (incluida la que da Kane en su autobiografía) no deja dudas del trabajo en conjunto con Finger, quien a través de las décadas no figuró como co-autor de Batman tal como Siegel y Shuster lo hicieran con Superman.

 

Arriba

 

 

LA CREACIÓN

 

Según las propias palabras de Bob Kane, las influencias en la creación de Batman fueron tres: Leonardo Da Vinci, El Zorro y una película llamada “The Bat Whispers”.

 En un libro de Da Vinci aparecía una invención llamada el “ornitóptero”, una especie de planeador con grandes alas de murciélago que fascinó al adolescente Bob Kane y lo inspiró a hacer unos bocetos similares.

 La película “La Marca del Zorro”(1920) con Douglas Fairbanks, fue algo que influyó sobre Kane desde su infancia, hasta el punto de bautizar a su pandilla de amigos de la adolescencia “Los Zorros”.

Algunos rasgos del Zorro serían transportados a Batman, tales como la doble identidad, los puñetazos, las acrobacias y ser un luchador enmascarado a favor de los necesitados, no muy bien visto por las autoridades.

 Como tercera influencia, la película “The Bat Whispers” (1930) en donde el villano usaba una capa escalopeada, una máscara de quiróptero para cometer sus crímenes y una especie de bati-señal que proyectaba a manera de amenaza.

 Además no podemos olvidar el estilo oscuro y misterioso que pesaba sobre las novelas “pulp” de la época, y así encontrar en Batman influencias de personajes como “La Sombra”, “Doc Savage” y por que no de “Sherlock Holmes”.

 Con un boceto bastante elemental y un nombre (The Bat-Man), Kane llamó a Finger para que fuera a su casa a ver lo que se le había ocurrido.

 Es ahí que llega el genial aporte de Finger a un personaje que ya estaba “creado” pero al que le faltaba mucho por pulir.

 Según el mismo Finger, el boceto de Bob Kane era un personaje bastante parecido a Supermán y hasta  con mallas…rojas. Llevaba botas pero no guantes ni manoplas, usaba un antifaz y se columpiaba de una cuerda. Un par de rígidas alas y el escudo del murciélago completaban este primer Batman sobre el que Finger se puso a trabajar.

 Le sugirió a Kane hacerle un par de orejas puntiagudas para dar una sensación de murciélago, la utilización de una capucha que bajara un poco más de la nariz y reducir las aberturas de los ojos a un par de diminutas rayas blancas para que lo hicieran aún más misterioso; a la manera de The Phantom, el personaje de Lee Falk.

 Otras sugerencias de Finger fueron suplir las alas por una capa, la utilización de guantes y cambiar el color del traje a gris, obviamente más en estilo que el rojo.

Según Kane, el desarrollo de las ideas sobre la doble personalidad fue una co-creación en donde Kane aportó lo del tipo millonario y displicente al estilo Don Diego de la Vega; y Finger el nombre de Bruce Wayne, el cual se debe a una combinación entre Robert Bruce -el patriota escocés- y el aristocrático Mad Anthony Wayne.

 

Arriba

 

 

LA EDICIÓN

 

Con el personaje ya definido, sólo faltaba la edición y así Batman hace su primera aparición en la “Detective Comics” Nº27 (Mayo de 1939). La historia escrita por Finger (quien admite que se basó en un relato de “La Sombra”) y dibujada por Kane se llamó “The Case of The Chemical Syndicate”, este relato no comenzaba con el origen del Encapotado sino que lo mostraba como un personaje con otras aventuras en su haber. Su identidad secreta se revelaba recién en la última viñeta de la historia y si bien en la revista también había otras historias donde los buenos eran policías y detectives, con malos como típicos delincuentes comunes o misteriosos sujetos de origen oriental, Batman ocupó espectacularmente la portada: primero en forma intermitente (solo en los números impares) y a partir del Nº35 de Enero de 1940 se adueñaría de ellas hasta nuestros días.

El éxito fue fulminante y la editorial consiguió su segunda estrella ya que aunque Supermán era el héroe original y tal vez el más impresionante, Batman era sin dudas el más fascinante.

Casi simultáneamente con el nacimiento del Hombre Murciélago, en julio de 1939 en la publicación “Black Book Detective”, tiene lugar la aparición de “The Black Bat” escrito por G. Wayman Jenes. Este personaje era un misterioso héroe nocturno encapuchado, con una capa tipo murciélago que también tenía una identidad secreta, ¡¡¡Demasiadas similitudes!!!. Pero nunca se descubriría si todo se debió a asombrosas coincidencias o si en realidad alguien tomó prestadas las ideas de otro, ya que este personaje tenía un antecedente literario en las detectivescas novelas cortas escritas por Murray Leinster en 1934.

Un litigio legal comenzó a prepararse por ambas partes ya que los gabinetes jurídicos de Better Publications (editores de “The Black Bat”) y de National Periodicals Publications comenzaron a trabajar en sus respectivas demandas por plagio, pero la confrontación fue evitada por Whitney Ellsworth que había sido escritor de novelas para Better. Su mediación consiguió que ambos personajes siguieran sus propios caminos ignorándose mutuamente, pero el éxito de Batman pudo más y “The Black Bat” desapareció del campo de las historietas para siempre.

 

Arriba

 

 

 

LA EVOLUCIÓN EN LOS COMIENZOS

 

En estos primeros tiempos, Batman no utiliza el Batimóvil, sino que se desplaza en un automóvil de color rojo. Los villanos pintorescos aún están por llegar, al menos los que llegarían a ser los más importantes, podríamos citar como el primer villano al “Dr. Death” quien apareció en la Detective Comics Nº29 (Julio 1939).

Por pedido de Ellsworth, el prolífico escritor Gardner Fox colabora con el Batiequipo y gracias a él se introduce al primer amor del Hombre Murciélago: Julie Madison; además de la famosa parafernalia de aparatos como el Batigyro, el Batarang, la Batisoga y otros maravillosos “juguetes” que salían del famoso Baticinturón (otra influencia de héroes del pulp como Doc Savage y Captain Hazzard). También comienza a mostrarse la habilidad de Batman en las escapatorias “imposibles”, sólo comparables a las del Gran Houdini.

Mort Weisinger se une al staff como el primer editor de Batman; y Bill Finger (que hasta el momento había sido pagado por Kane como un simple empleado) es recompensado con la dirección editorial. En Septiembre de 1939 la campera dibujada artesanalmente de un jovencito que vendía helados después de la escuela, llama la atención de Bob Kane en plena calle. Bob le pregunta al chico quien era el artista que le había pintado tan magistralmente su ropa y éste le responde que fue él mismo. Kane no lo duda y lo convierte en su asistente, el muchacho era Jerry Robinson y tenia apenas 17 años.

Robinson comenzaría dibujando las letras, luego pasaría a hacer los fondos y se encargaría de entintar toda la historia. Finalmente sus dibujos brindarían al Encapotado mas capacidad anatómica, mas precisión y más gusto estético del que había tenido hasta el momento.

La influencia del cine siempre estaría presente en el trabajo de Finger, Kane y Robinson, dándoles intrincados guiones y dramáticos escenarios.

-Vimos “Citizen Kane” más de una docena de veces- revelaría Jerry Robinson.

En aquellos tempranos comienzos, aún no había sido “suavizado” el accionar de Batman frente al bajo mundo, lo que implicaba que el Hombre Murciélago en más de una oportunidad utilizó un arma para amedrentar a sus oponentes, inclusive mata a un cosaco de una patada en el cuello en la Detective Comics Nº30 (Agosto de 1939).

En la historia “Batman versus the Vampire” de la Detective Comics N’31 (Septiembre de 1939), Batman rescata a su prometida Julie Madison, de un misterioso villano llamado The Monk, quien resulta ser un vampiro al que el Encapotado termina matando con una bala de plata en la mejor tradición de los films de horror.

Una de las imágenes más sorprendentes de un Batman “armado” es la portada de Detective Comics Nº33 (Noviembre de 1939), donde luce una cartuchera incluida en su Baticinturón.

En dicha revista, Finger y Kane explicarán el origen de Batman (sin entrar demasiado en detalles).

En esta primera versión de solo doce viñetas, la acción se sitúa unos quince años atrás cuando el pequeño Bruce vuelve del cine con sus padres.

Los tres son interceptados por un vulgar ladrón de gorra y revolver en mano. El malhechor intenta echar mano al collar de perlas de la señora y al intervenir Thomas, recibe un balazo. “Tú te lo has buscado” exclama el delincuente. La esposa comienza a dar gritos de auxilio y el ladrón responde con otro tiro diciendo “con esto te callarás”.

El pequeño Bruce deshecho en lágrimas contempla los cadáveres de sus padres caídos sobre la acera, y unos días después hace un juramente arrodillado junto a su cama y con la tenue luz de una vela iluminando su cuarto.

“Juro por el espíritu de mis padres que vengaré sus muertes pasando el resto de mi vida en guerra contra todos los criminales” dice Bruce. En las próximas viñetas y a modo de resumen de los años posteriores se lo ve a Bruce ya adulto convirtiéndose en un experto de la química, luego levantando una enorme pesa con un solo (y musculoso) brazo y finalmente sentado en un sillón delante de la chimenea encendida en una señorial mansión musitando: “La herencia de mi padre me ha hecho rico. Estoy listo. Pero antes necesito un disfraz”.

En la próxima escena su monólogo continúa con una frase que con el correr de los años se convertiría en un lema del personaje: “Los criminales son una calaña supersticiosa y cobarde. Así que mi disfraz debe provocar el terror en sus corazones. Debo ser una criatura de la noche…negra…horrible…un…un…” Y entonces un enorme murciélago entra por el ventanal y Bruce dice: “Un murciélago. Eso es! Es una señal! Me convertiré en un murciélago!.

El solitario Hombre Murciélago se la pasa pensando y hablando solo a lo largo de las historias. Así es que luego de algunas reuniones creativas de los artistas, aparece Robin el Joven Maravilla en la revista Detective Nº 38 (Abril de 1940).

Ahora Batman tenía alguien con quien discutir acerca de sus sofisticadas deducciones. La creación de Robin según los autores, era para darle algo de luz y color al oscuro ambiente de Batman, además era un personaje con el que se podían identificar los lectores más jóvenes. La idea hace que Batman se convierta en un éxito todavía más grande, mientras que por otra parte este nuevo personaje equilibra más al Hombre Murciélago, alejándolo un poco de su violencia característica y suavizando así su temperamento, acercándolo a la imagen más tradicional de un héroe de la época.

A medida que avanzaba el éxito de Batman entre los lectores, Kane y Finger se veían obligados a contar con más ayuda así es que al equipo se suma el dibujante George Roussos.

El éxito y el rápido desarrollo de Batman y su entorno, hacen que el período 1939-1943 sea muy rico en novedades para el Señor de la Noche. La Detective Comics le queda chica y el 25 de Abril de 1940 se lanza la revista “Batman”.

Es necesario crear nuevos personajes que se enfrenten al Hombre Murciélago, que ya está cansado de los típicos ladrones y maleantes que no aparecen más que en una historia.

La galería de archivillanos ya había dado comienzo en Detective Comics Nº36 (Febrero de 1940) con el profesor Hugo Strange, Catwoman y The Joker aparecerían en “Batman” Nº1 (Primavera de 1940), el Clayface original en “Detective Comics” Nº40 (Junio de 1940), The Scarecrow en la World’s Finest” Nº3 (1941), The Penguin en la “Detective Comics” Nº58 (Diciembre de 1941) y Two Face lo haría recien en la “Detective Comics” Nª66 (Agosto de 1942).

La Detective Comics Nº39 (Mayo de 1940) marca un quiebre en la conducta del Duo Dinámico.

Después del brutal asesinato de Wong, alcalde del Chinatown, Batman y Robin se enfrentan en una lucha a muerte con la banda de maleantes apodada “Green Dragon” y varios miembros de la pandilla son aplastados por una gigantesca estatua de un Dragon verde. Esta es la última vez que Batman y Robin son mostrados llevando deliberadamenrte a la muerte a sus oponentes,

Mientras tanto en la Argentina, el 21 de Agosto de 1940, en la pagina 15 de la revista El Tony Nº622 se publica una historia que dice: “El Vampiro con Robert, el muchacho maravilloso inician en este número una de sus sensacionales aventuras. Es en el colegio Blaker, internado para niños, en donde los veremos actuar, con su singular arrojo y valentía”. Este sería el debut del Hombre Murciélago en nuestro país; y a pesar de la curiosa traducción de los nombres del Dúo Dinámico, sus alter-egos se seguirían llamando Bruce Wyne (sin la A) y Dick Grayson. Lo curioso para la época, es que estas ediciones eran casi simultaneas con EEUU, ya que el relato aparecido en este número de El Tony correspondía a la Detective Comics Nº41 (Julio de 1940).

Batman declina una invitation a la primera reunion de la Justice Society of America en el comic ALL-STAR Nº3 (Winter 1940), a pesar de esto, sería nombrado miembro honorario del legendario grupo.

Con la popularidad, la relación de Batman con las autoridades adquiere oficialidad. Esto ocurre cuando en el final de la historia “The People vs. The Batman” de la revista Batman Nº7 (Octubre de 1941), el Comisionado Gordon nombra a Batman miembro honorario del Departamento de Policía; y como para hacer efectiva la colaboración es preciso un medio de comunicación, surge más tarde la Batiseñal en la “Detective Comics” Nº60 (Febrero de 1942).

También durante esa época se definen más concretamente los elementos que acabarán siendo el Batimóvil, el Batiplano y la Baticueva.

 

 

Arriba

 

 

LOS MEJORES DEL MUNDO

 

En el verano de 1941, con la Segunda Guerra Mundial en curso en Europa y a punto de comenzar en el Pacífico, la National Periodicals Publications une a Batman, Robin y Supermán (sus tres héroes más famosos) en el título “World’s Finest Comics”.

Aunque el título ya incluía la presencia de más superhéroes, sus portadas eran adornadas con figuras del equipo integrado por el Hombre de Acero y el Dúo Dinámico en las más diversas escenas, ya fuera en juegos de equilibrio o jugando algún deporte, como el béisbol.

El secreto del Hombre Murcielago se ve amenazado en la BATMAN Nº14 (Dicienbre de 1942) cuando un famoso detective llamado Dana Drye acumula una cantidad de evidencia capaz de probar indiscutiblementee que Bruce Wayne y Batman son una misma persona, aunque afortunadamente decide no revelar esta información.

Por este tiempo, el éxito del Hombre Murciélago hace que se lo transporte a una tira diaria para un diario sindical, que comienza en Octubre de 1943, y una tira dominical que dura casi tres años. En los Comics, el fiel Alfred hace su aparición en la Batman Nº16 (Abril/Mayo de 1943).

Este año se hace el primer intento de llevar las aventuras de Batman a la radio y se llega a grabar un piloto titulado “The Case of the Drowning Seal” con Scott Douglas como Batman. Este episodio nunca llegó a estrenarse, de esta forma permanece inedito y no hay conocimiento que esta grabación se conservara o esté en manos de algún coleccionista.

Con la entrada de EEUU a la Segunda Guerra Mundial, luego del ataque japonés a Pearl Harbour y la declaración de guerra del Eje, comienza la denominada “Golden Age” del comic.

Durante este periodo bélico las historias se centran en el tema, y en las tapas de los comics se puede ver al Hombre Murciélago en la Batman Nº12 (Agosto-Septiembre de 1942) manejando un Jeep del ejército, en la Batman Nº13 (Octubre-Noviembre de 1942) bajando en un paracaídas, en la Batman Nº14 (Febrero-Marzo de 1943) disparando una ametralladora y en la Nº18 (Agosto-Septiembre de 1943) haciendo volar por los aires a Hitler, Hirohito y Mussolini con un gigantesco petardo del 4 de Julio.

Los superhéroes más famosos son enviados al campo de batalla europeo para defender la causa, o se quedan en casa luchando contra espías y organizaciones nazis.

 

Arriba

 

PRIMER  SERIAL CINEMATOGRÁFICO

 

Esta última alternativa es tomada como base para el argumento del primer serial de 15 capítulos de la Columbia Pictures llamado simplemente “Batman”. Con Lewis Wilson como Batman, Douglas Croft como Robin y Shirley Patterson como Linda Page , el villano seria un maléfico oriental llamado Dr. Tito Daka interpretado por J. Carol Nash. Este último personaje fue creado especialmente para el cine, pero dos décadas después sería rescatado para los comics en la revista All Star Esquadron Nº42 (Febrero de 1985).

En esta primera aventura cinematográfica (aunque teniendo maltraer a la policía) Batman y Robin actúan como agentes secretos del gobierno que deben proteger un proyecto secreto para un motor de aviones y así evitar que el malvado oriental y sus secuaces nazis se apoderen de él.

Por el contexto histórico del momento, en este serial son frecuentes las citas incuestionablemente ofensivas hacia los japoneses, tal es así que cuando fue lanzado al mercado en VHS durante la década del 90, muchas escenas fueron cortadas y las narraciones reemplazadas.

Lewis Wilson encarna a Bruce Wayne dándole la personalidad de “bueno para nada” de los comics y mantiene una gran dureza y frialdad como Batman, aunque el Batitraje por momentos parece causarle más problemas que los villanos. Por otra parte, el despiadado Dr. Daka es interpretado magistralmente por J. Carol Nash, quien en uno de los diálogos brinda una escalofriante profecía al afirmar que el final de la II Guerra Mundial se producirá por medio de una poderosa arma atómica.

 

Arriba

 

LA RADIO

Tiempo después, en la radio, a partir del episodio del 5 de Septiembre de 1945 del programa de Supermán, el Dúo Dinámico une sus fuerzas al Hombre de Acero para desbaratar una banda nazi que secuestra científicos y los manda a Alemania camuflados como estatuas de cera. En esta audición, Batman fue interpretado por Matt Crowley quien reemplazó a Stacy Harris luego del primer episodio.

Arriba

 

GOLDEN AGE – VUELTA A LOS ORÍGENES

 

La “Golden Age” del comic lamentablemente no puede resistir el final de la II Guerra Mundial y, al igual que otros personajes actuales cuyos argumentos se derrumbaron con el Muro de Berlín, las cosas comienzan a empeorar, aunque todavía se producen algunas historias que se convierten en clásicos de la época.

Una de ellas es “The Origin of Batman”, de la revista Batman Nº47 (Junio/Julio de 1948) donde se volvía a contar el origen del Encapotado (sin alterar ningún punto fundamental de la historia anteriormente presentada) pero más detalladamente. Aunque esta vez, la madre de Bruce moría víctima de un infarto producido por la impresión de ver a su marido acribillado. Además, se revela el nombre del ratero culpable de estas muertes: Joe Chill.

Chill, con los años se convirtió en un gangster influyente que el Hombre Murciélago intenta permanentemente enviar a prisión; pero el escurridizo maleante lo evita constantemente; hasta que en un acto desesperado, Batman lo acorrala y se desenmascara ante él acusándolo del doble asesinato del que había sido testigo presencial cuando niño.

Chill huye desesperadamente a tropezones y se encuentra con su banda, explicándoles que el Encapotado se desenmascaró ante él revelándole que se convirtió en Batman porque mató a su padre. Los torpes y despiadados criminales culpan a Chill de la existencia del Hombre Murciélago y el padecimiento que éste les produce, y sin mediar palabra lo acribillan a balazos sin darle tiempo a que pudiera contar quien se esconde detrás de la máscara de Batman.

En la Batman Nº41 (Julio de 1947) el Dúo Dinámico tiene su primera aventura interplanetaria cuando visitan el planeta Marte para detener al malvado villano Sax Gola.

Además de sus apariciones en los periódicos, en las revistas World´s Finest, Batman y Detective Comics, el Encapotado comienza a ser un personaje recurrente en la «Star Spangled Cómics», donde al principio aparece brevemente como invitado en las aventuras en solitario de Robin, pero luego se convertiría en otro título del Dúo Dinámico a partir del Nº88 (Enero de 1949).

 

 

Arriba

 

SEGUNDO SERIAL CINEMATOGRÁFICO

 

La nueva entrega de 15 episodios de la Columbia Pictures es denominada “The New Adventures of Batman and Robin”, se estrena en 1949 y presenta varios cambios con respecto a la producción anterior, ya que el Hombre Murciélago no es más un justiciero fuera de la ley y el Dúo Dinámico es interpretado por otros actores. Robert Lowery tendría a su cargo el papel de Batman / Bruce Wayne y John Duncan interpretaría a Robin / Dick Grayson. El resto del elenco se completaría con la ya nombrada Jane Adams, Lyle Talbot como el Comisionado Gordon y William Fawcett como el profesor Hammill.

Vicki Vale, la novia más famosa de Bruce Wayne, había aparecido por primera vez en la revista Batman Nº49 (Noviembre de 1948) y es parte del segundo serial cinematográfico siendo interpretada por Jane Adams.

Esta vez Bruce Wayne tiene más presencia con la interpretación de Robert Lowery y su Batman es más atlético que el de su predecesor, aunque su Batitraje tampoco lo ayuda demasiado. El villano de turno es un enmascarado misterioso apodado “The Wizard”, que pretende robar una máquina de control remoto cuya fuente de poder son costosos diamantes. Este serial está más centrado hacia el misterio que a la acción, aunque no por ello carece de los peligros y las situaciones típicas de estas producciones.

Arriba

 

 

CENSURA Y DECADENCIA

 

Pero el año 1949 marca también un momento especialmente nefasto para el comic ya que muchas series se habían ido cancelando, y solamente quedaba un puñado de aquellos héroes que se habían enfrentado contra los nazis.

El poder de la bomba atómica había eclipsado a muchos personajes y los demás se habían quedado sin enemigos, enfrentados nuevamente a los criminales y ladrones de bancos de siempre.

Al ir perdiendo vigencia, popularidad y calidad, los comics se vuelven una presa fácil para el senado de los EEUU y su funesta caza de brujas.

Se disfraza la censura con el nombre de “Comic Code Authority”, que irónicamente todavía persiste en algunas publicaciones de hoy en día.

Aprovechando este clima hostil, el Dr. Frederick Wertham escribe un libro titulado “Seduction of the Innocent” en donde, entre otras cosas, relaciona la lectura de comics con la delincuencia juvenil y argumenta con razonamientos erróneos y datos descabellados:

Manifiesta una supuesta relación homosexual entre Batman y Robin, acusa a Wonder Woman de lesbiana y a Supermán de dañar la autoridad paterna. Poca cosa si pensamos que estos tres ejemplos son los que se salvaron, ya que numerosos cómics fueron censurados o directamente prohibidos por el senado de EE.UU.

A partir de esto, el “Comic Code Authority”, pone una gran cantidad de trabas a dibujantes y escritores, de tal forma que las posibilidades creativas se tornan mínimas en casi todos los sentidos Los artistas estaban presionados a que todos los superhéroes fueran modelos de conducta para los niños, por lo que Batman se convirtió de pronto en una celebridad que hacía obras de caridad y aconsejaba a obedecer a los mayores y a lavarse los dientes.

Dado que los villanos no podían usar armas letales y debían ser derrotados sin problemas, los guionistas cayeron en varios absurdos en busca de historias interesantes. Fue entonces cuando aparecieron historias como “Batman del Futuro”, “Batman de la Selva”, “Batman, el Mago”, “Batman Junior y Robin Senior”, “Batman se convierte en Batibaby” y otros relatos igualmente descabellados.

En 1950 se intenta nuevamente llevar al Encapotado a la radio con “The Batman Mystery Club”, pero este intento fracasa y se abandona la idea de que el Hombre Murcielago tenga su propia audición radial en EEUU.

Por otro lado, para que Batman pudiese ser un modelo de cooperación y unión familiar tipicos de la decada del 50, de a poco se le dotó de un elenco de apoyo de lo más sui géneris: Batwoman, Batgirl, As The Bat-Hound (el sabueso con capucha) y Batmite: un extraño y bizarro duende de la 5ª dimensión vestido de Batman y con poderes sobrenaturales.

A pesar de lo descabellados de estos comics, todavía se pueden leer buenas historias sobre hechos pasados como en “The Strange Costumes of Batman” de la Detective Comics Nº165 (Noviembre de 1950), escrita por Edmond Hamilton y dibujada por Dick Sprang (uno de los artistas emblemáticos del Hombre Murciélago), donde se mostraban los numerosos y diferentes uniformes usados por Batman, cada uno fabricado para un uso especifico.

A pesar de que la historia en sí no es de las que quedarían en la memoria de los fans, sirve para apreciar el trabajo de los guiones de Hamilton como contraparte de los de Finger, ya que donde el Batman de Finger era duro y con tendencia a castigar duramente a los villanos, el de Hamilton es idealista y heroico; brindando así una nueva visión de la personalidad del Encapotado y dándole a los lectores argumentos con pequeños misterios para que ellos puedan resolver.

Por otra parte, en este relato se puede apreciar un buen ejemplo del arte de Dick Sprang con sus vistas aéreas, arquitectura urbana y paisajes naturales detallados minuciosamente.

Otra historias interesantes de la época son: “The Trial of Bruce Wayne “ de la Batman Nª 57 (Febrero 1950) cuando por su disipado estilo de vida quieren quitarle a Bruce la guarda de Dick Grayson, pero Batman en el tribunal limpia el buen nombre y honor de Wayne y el joven Dick puede permanecer a su lado.

También, en la última página de esta revista el Hombre Murciélago brinda un ejemplo anti-segregacionista.

Con «The Secret Life Of Catwoman» de la Batman Nº 62 (Diciembre de 1950) se descubre que Selina Kyle (Catwoman) había sido azafata de un avión que se estrelló. Como consecuencia de este accidente, no solo fue presa de un ataque de amnesia sino que también se embarcó en una vida de robos y hurtos coincidentes con felinos debido al recuerdo subconsciente de la tienda de animales de su padre.

Un relato muy especial se desarrollaria en la Detective Comics Nº 168 (Febrero de 1951), la historia llamada «The Man Behind The Red Hood» revela que The Joker había sido un ladrón apodado Red Hood, quien tratando de huir de Batman cayó dentro de un tanque con diferentes mezclas de ácidos. Estos desechos tóxicos blanquearon su piel, volvieron verde su cabello y convirtieron en permanente su siniestra sonrisa. El shock causado por esta transformación lo enloqueció dando paso al nacimiento de The Joker.

En la Detective Comics Nº 195 (Mayo de 1953) se presenta Hugo Marmon, un acrobata de circo conocido con el nombre de Bat-Man que en sus dias de gloria usaba para su acto un traje asombrosamente similar al del Hombre Murcielago.

Marmon, impaciente por recuperar su fama desafia la ordenanza de Gotham City que sólo autoriza al “Original Batman de Gotham City” a vestirse de esa forma y emprende su propia cruzada contra el crimen solo para probar que puede ser el Batman más famoso.

Pero Robin revela que Marmon no fue el primero en usar el Batitraje y la confusion queda sin efecto al probarse que tecnicamente tampoco es el Batman “original”.

Cuando se pone de moda el efecto de tercera dimensión (3-D) y en los cines de todo el mundo los espectadoes usaban los famosos lentes de plastico rojo y azul, los editores de Batman lanzan al mercado en Diciembre de 1953 un número especial denominado “Batman Adventures in amazing 3-D”. Para esta ocasión eligen una historia de ciencia ficción con robots gigantes llamada “The Robots Robbers” que originalmente había sido publicada en la Batman Nº 42 (Agosto-Septiembre de 1947).

Con algunos cambios en el arte y ajustes para enfatizar el efecto 3-D, esta aventura presenta el material apropiado para un comic de esta naturaleza.

Arriba

 

BATMAN EN LA ARGENTINA

En esos años, Argentina tendría la suerte de tener nuevamente a Batman y Robin en sus kioscos con “La Revista del Superhombre” a partir de Enero de 1950 donde aparecerían con el nombre de “Murcielago y Robin su joven ayudante”. Y luego también en “La Revista de Robín” (Sí, con acento en la i) en Noviembre de 1950.

Más tarde, en Agosto de 1954 saldría a la venta la revista mensual de Batman; con forma apaisada (estilo Patoruzu) y a un costo de $2,00.

En esta pequeña revista, además de cuatro aventuras completas del Dúo Dinámico estaban incluidas historietas de Congo Bill, Comandante Compass, Ray Raymond y Johnny Veloz.

Al contrario de las otras ediciones en español, esta vez los nombres originales son respetados; aunque hay términos como Murcielauto que suenan un poco extraños.

Nuevamente sorprende la simultaneidad con las ediciones originales, por ejemplo la historia “The Man Who Shadowed Batman” de la Detective Comics N° 209 (Julio de 1954) fue editada en la Batman Nº4 (Noviembre de 1954) como “La Sombra de Batman”.

El éxito de esta publicación hace que todos los días a las 18,20 horas por LR4 Radio Splendid, Batman se presentara en grandes audiciones de aventuras. El Encapotado estaba personificado (con traje y todo) nada menos que por el gran actor Carlos Carella.

 

Arriba

 

 

EN HABLA HISPANA

 

En México, la Editorial Novaro es la encargada de dar a conocer masivamente a los Superhéroes de DC en los países de habla hispana. Para Marzo de 1952 se publicó “Supermán” por primera vez y en su Nº5, Batman debutó también.

Apegándose a la campaña de castellanización que se promoviera durante esos años en Mexico, Bruce Wayne fue rebautizado como Bruno Díaz, mientras que Dick Grayson se llamó Ricardo Tapia.

James Gordon fue Jaime Fierro, Vicky Vale fue Rita Ríos, The Joker apareció como el Comodín y Catwoman como la Mujer Gato, por solo nombrar algunos.

 

 

Arriba

 

MEDIADOS DE LOS ‘50

 

El mes de Febrero de 1955 trae dos inesperadas visitas a las paginas de los comics, en la Batman Nº89 llega Agatha, la anciana tia de Bruce Wayne que lo trata como si todavía fuese un niño, incluso llega a desenmascararlo en su personalidad de Batman y en la Detective Comics Nº 216 llega desde el futuro Brane Taylor, el Batman del siglo 31, para reemplazar temporariamente al Batman actual que se encuentra lastimado.

Un entretenido relato se desarrolla en la Detective Comics Nº 225 (Noviembre de 1955) con “If I Were Batman!”. En esta historia, bajo la supervisión de Robin,  varios acaudalados ciudadanos de Gotham pueden actuar como Batman por un dia a cambio de una contribución para un fondo de caridad. Esta sería la única oportunidad en la que Bruce Wayne podria actuar como batman sin cuidarse de revelar su secreto.

Pero en Diciembre de 1955 el secreto mejor guardado seria descubierto por partida doble.

En la Batman Nº 96, Joe Danton un ex compañero de colegio de Bruce Wayne deduce que Bruce es Batman al ver que el Encapotado tiene una cicatriz en la muñeca igual a la Bruce se hiciera en su época de estudiante. Aunque los planes iniciales de Danton son de revelar al mundo la identidad de Batman, cambia de parecer y al poco tiempo muere de una larga enfermedad llevandose el secreto a la tumba.

Mientras que en la Detective Comics Nº 226, Bruce Wayne recibe un paquete de su mentor, el famoso detective Harvey Harris, quien recientemente habia fallecido. Este envio contenia el disfraz (de Robin) que Bruce usara en su adolescencia para ocultar su identidad mientras trabajaba con el gran detective y tambien habia una carta donde Harris le revelaba que habia deducido que Bruce Wayne y Batman eran la misma persona.

Arriba

 

FINES DE LOS ‘50

 

Siguiendo con otro de los comics relevantes de la época, podemos citar sin dudas la historia “The First Batman” aparecida en la Detective Comics Nº235 (Septiembre de 1956); escrita por Bill Finger y dibujada por Sheldon Moldoff. En este relato, Batman descubre que su padre, Thomas Wayne, había usado una vez un traje de Batman para atrapar a Lew Moxon, un maleante que luego estuvo envuelto en su asesinato. Tal vez sin quererlo, Finger extiende el orígen de Batman en una nueva dirección aunque sin opacar la historia original de 1939.

Otra de las historias destacables de la década se denomina “The Man Who Ended Batman's Career” de la Detective Comics Nº247 (Septiembre de 1957) donde el malvado Profesor Milo se las ingenia para que Batman se aterrorice con la visión de los murciélagos, evitando así que pueda utilizar su uniforme, sus armas y vehículos. Para poder continuar con su lucha contra el crimen, Bruce Wayne asume la identidad de Starman, hasta que Robin decide tomar una medida desesperada para volverlo a la normalidad.

La revista Batman Nº 113 (Febrero de 1958) trae la historia “The Batman from Planet X”, en ella el Encapotado es teletransportado intergalacticamente a Zur-En-Arrh por Tlano, el Batman de ese planeta.

El verdadero Hombre Murcielago es requerido para evitar una una invasión de otro mundo. Esta aventura no difiere mucho de las historias de ciencia ficción que poblaban las páginas de los comics en esos años, pero la novedad pasa por el traje de Batman que usa Tlano ya que presenta el ovalo amarillo sobre la silueta del murcielago en el pecho. ¡¡¡ Seis años antes del new look!!!

A fines de los 50’s, buscando reencontrar el favor del público, resurge la Justice Society of America, la legendaria agrupación de superhéroes justicieros de la Edad Dorada rebautizada como Justice League of America, siendo Batman uno de sus miembros fundadores.

 

Arriba

 

 

EL “NEW LOOK”

 

Los últimos años de la década de los ‘50 y los primeros de los ‘60, fueron momentos en los que se comenzaba a cuestionar la autoridad, romper con lo establecido y dar una nueva versión del mundo.

La revista Adventure Comics Nº275 (Agosto de 1960) trae la historia “The Origin of the Superman - Batman Team” donde se revela que Bruce Wayne en su adolescencia había visitado Smallville y con la ayuda de Lana Lang se convirtió brevemente en un héroe encapotado llamado “Flying Fox” para ayudar a Superboy.

A fines de 1953 las ventas de los diferentes titulos del Hombre Murcielago eran alarmantemente bajas, solo estaba en el 32% de su potencial, para impedir la cancelación el editor Julius Schwartz junto al dibujante Carmine Infantino y el genial escritor Gardner Fox, imponen el nuevo look de Batman a partir de la revista Detective Comics Nº 327 (Mayo de 1964).

Infantino, uno de los artistas más importantes de la empresa, cambia la estética del Hombre Murciélago, alejándolo del estilo de Bob Kane que los otros artistas habían seguido (casi siempre superándolo). También reforma levemente su uniforme ya que anteriormente su escudo era una gran silueta de múrcielago en color negro sobre el fondo gris del traje, pero ahora pasa a tener un óvalo amarillo sobre el cual el murciélago negro destaca mucho más.

Ésto se debe a que Fox ya había elaborado la teoría de Tierra II, un planeta paralelo donde los héroes de la década del 40 seguían su vida normalmente, envejeciendo, casándose y teniendo hijos, el detalle del óvalo amarillo serviría entonces para distinguir al Batman “viejo” de la Edad Dorada con el de la Edad Moderna (Silver Age), aunque en realidad era la forma práctica de registrar la insignia, ya que en la oficina de patentes y marcas no le permitían hacerlo con sólo una silueta negra de murciélago.

En estos días comenzó a verse en los comics los relatos denominados “Historias Imaginarias”, que no eran otra cosa que aventuras fuera de la continuidad donde los autores daban rienda suelta a su imaginación sin importar que dirección tomaban, (Hoy, estas narraciones serían denominadas “Elseworlds”). Así se vió a Batman y Batwoman casados y con hijos (como Robin II o el inquieto Batman Jr.); Batman muerto y reemplazado por el de Tierra II; Batman y Supermán hermanos; Batman fuera de la ley; Superman es Lex Luthor – Batman es Clark Kent y muchas variantes sorprendentes. 

Arriba

Páginas: 1 - 2 - 3 - 4