Corría el año 1964 cuando DC Comics decide producir la revitalizacion del Hombre Murciélago mediante el «New Look», este procedimiento consistía en liberar a Batman del pesado bagaje de personajes, historias fantásticas y arte gráfico que sus 25 años de historia le habían provisto.

Uno de los cambios mas significativos fue la muerte de Alfred en la Detective Comics Nº 328 de Junio del 64, al final de esta revista hace su aparición la tía Harriet (Queta, Enriqueta o Marta, según las distintas traducciones de Editorial Novaro), esta pariente de Dick Grayson estaba destinada a tomar el lugar del fiel mayordomo pero sin conocer la identidad secreta del dúo dinámico. Por supuesto que era imposible que no sospechara de la extraña conducta de Dick y Bruce, tal es así que llega a descubrir la entrada de la Baticueva en la Detective Comics Nº 351 de Mayo del 66. A pesar de que nunca llegaría a tener un protagonismo real en los comics, la tía Harriet seria uno de los personajes claves de la serie de TV durante las escenas en la mansión, produciendo inolvidables diálogos con Alfred, quien gracias al suceso del programa había vuelto a la vida en las historietas mediante una intrincada serie de incidentes que desembocaron en la Detective Comics Nº 356 de Octubre del 66. La Tía Harriet fue interpretada en la TV por la veterana actriz Magde Blake, ella nació en el año 1900 y comenzó su carrera de actriz recién en el año 1949 en una película de Spencer Tracy llamada « Adam´s Rib», participó en numerosos films haciendo cortas apariciones, destacándose como una presentadora en la legendaria «Singing in the Rain». Con el advenimiento de la televisión, Madge afianzaría su carrera en este campo apareciendo en series como The Joey Bishop Show, Mr Ed, Don´t eat the Daises, I love Lucy y The Real McCoys entre otras.

Adam West cuenta «Madge Blake era la adorable tía Harriet, un personaje incluido solo para darle a Bruce y a Dick la razón de tener una doble identidad secreta, de otro modo, ellos podrían haber andado por la mansión con sus Batitrajes, lo cual habría reducido un poco el drama. Además, por razones surgidas en un momento, Bill Dozier creyó que nosotros necesitábamos tener una dama en la mansión Wayne.

Ella fue una delicia, adorable, escribía poesía entre una escena y otra, versos muy sentidos acerca de los tiempos difíciles que vivíamos, Madge estaba muy cómoda hablando sobre lo que escribía, leyéndolo tan fluidamente como una Glenn Close o una Glenda Jackson. Ella era muy talentosa, pero cada vez que la cámara estaba rodando, se detenía, balbuceaba, y su voz se agitaba. Usualmente, esto sucede a la inversa, la cámara consigue sacar lo mejor de la gente, no para Madge, no se porque era esto, pero yo lo encontraba valioso para su personaje, ya que le brindaba a Bruce la oportunidad de mostrarse algo protector y bromista al mismo tiempo.

Varios de nuestros directores fueron impacientes con Madge, y sus partes fueron cortadas varias veces en el show. Sin embargo, uno de ellos fue absolutamente hostil durante su primer día en el set, y esa fue una de las pocas veces que yo tuve que descargar mi bronca. A él no le gustaba la manera en que ella tropezaba con sus palabras y le dijo que si no aprendía la letra le daría a Alfred sus diálogos. Cuando él terminó, yo caminé a través del set y le comenté que la tía Harriet debía tener algo vacilante en su manera de hablar, ya que siempre estaba terriblemente preocupada por Dick y Bruce. Además, le dije que su edad y dulzura daban un importante balance sobre la intensidad y locura del resto de los personajes y terminé mi pequeño discurso diciéndole que cierre su boca y le permita a ella decir sus líneas a su manera, sin presionarla. Si no, le dije, «¡Yo le daré a Alfred la oportunidad de dirigir el programa!». El «comprendió» y le permitió a Madge actuar. Al día siguiente, encontré una adorable torta casera en mi camarín y no creo que haya sido del director».

Burt Ward la recuerda «Madge era una perfecta tía Harriet, una mujer muy dulce y una buena actriz que se ponía extremadamente nerviosa y excitable frente a las cámaras. En cuanto estas se encendían ella buscaba algo o  alguien en quien sostenerse, más de una vez se apoyó en mi para fortalecerse y sin importar lo que yo hiciera la escena no salía bien, entonces cuando el director gritaba ¡Corten! yo era reprendido por no seguir sus ordenes correctamente, pero de ninguna manera podía traicionar a la dulce Madge».

Luego de muy pocas apariciones en los comics, la Tía Harriet se vería por ultima vez en la Detective Comics Nº 373 de Marzo del 68 donde es sometida a una difícil operación que pondría su vida en peligro.

Coincidentemente con este hecho Magde Blake se enfermaría durante la tercer temporada de la serie y solo aparecería fugazmente en dos capítulos. Batman seria su ultima actuación ya que fallecería de un ataque al corazón el 19 de Febrero de 1969.